Guía de

Servicios y

Áreas de Práctica

Más de de 30 años de experiencia dentro del campo del derecho económico y de la empresa, J&A Celorio ha consolidado una oferta única y especializada de servicios multidisciplinarios de servicios jurídicos y económicos dentro de un eficiente marco corporativo.

 

Ofrecemos un servicio de alto rendimiento para el asesoramiento estratégico contínuo o particular en materia contenciosa administrativa y penal tributaria, así como consultoría en materia de fiscalidad internacional tanto a empresas nacionales como internacionales.​

Sistemas de Debido Control Empresarial (Compliance)

Derecho

Tributario

Fiscalidad

Internacional

Sistemas de Debido Control Empresarial 

(Compliance)

¿Dónde surge el Debido Control Empresarial?​

El 17 de junio del 2016 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto que reforma,, diversas disposiciones en materia penal y distintas leyes conexas. Dicha reforma implica un cambio en materia de Responsabilidad Penal de las Empresas, ya que reestructura las directrices que deben seguirse en cuanto al comportamiento empresarial.

 

El Código Nacional de Procedimientos Penales señala que las personas jurídicas (empresas) serán penalmente responsables, de los delitos cometidos a su nombre, por su cuenta, en su beneficio o a través de los medios que ellas proporcionen, cuando se haya determinado que existió Inobservancia del Debido Control en su organización. Aunado a ello, el Código Penal Federal, señala que en caso de responsabilidad empresarial las consecuencias jurídicas podrán atenuarse siempre y cuando se acredite que las corporaciones cuentan con un Órgano de Control encargado de verificar las políticas internas de prevención delictiva.

¿Qué es el Debido Control Empresarial?

El Debido Control Empresarial, es un modelo de conducta corporativa compuesto por un conjunto de reglas, directrices y Políticas internas de Prevención Delictiva que permite gestionar los riesgos y evitar su materialización. A través del Debido Control Empresarial, es posible proteger el patrimonio corporativo y desarrollar prácticas empresariales saludables. Con la implementación del Debido Control Empresarial se busca prevenir y detectar las conductas criminales dentro de la organización que puedan llegar a generar un menoscabo en la empresa. En la legislación mexicana, la aplicación del Debido Control Empresarial permite desactualizar la responsabilidad criminal sobre las empresas, en caso de que sea cometida alguna conducta delictiva en el seno de la organización. Aunado a ello, se prevé la posibilidad de atenuar hasta en una cuarta parte las sanciones en caso de que las empresas cuenten con un órgano de control permanente.

 

Los sistemas de Debido Control Empresarial, no pueden ser un “molde” genérico, puesto que cada empresa es distinta y cuenta con diferentes riesgos potenciales. Existen elementos generales reconocidos por las autoridades internacionales para la eficacia del Debido Control Empresarial, tales como el Código de Conducta, Procedimientos de Denuncia, la implementación de un Órgano de Control, entre otros.

¿Existe una necesidad del Debido Control Empresarial?

En el mundo de la excelencia empresarial existen riesgos de múltiples naturalezas y categorías, mismos que pueden ser tecnológicos, ambientales, financieros, jurídicos, entre otros. Es de suma importancia identificarlos, prevenirlos y en su caso particular contrarrestarlos. Actualmente las empresas son agentes económicos que buscan diseñar su futuro de una manera rentable y segura. El común denominador entre ellos es el desarrollo personal, financiero y sobre todo, el incremento en el potencial de su capital humano.

 

La característica primordial del Debido Control Empresarial, estriba en desactualizar la responsabilidad criminal sobre las empresa, o bien, la atenuación de las sanciones hasta en una cuarta parte, siempre y cuando las empresas cuenten con un órgano de control permanente, encargado de verificar el cumplimiento de las disposiciones legales aplicables para darle seguimiento a las políticas internas de prevención delictiva. Por ello, es preciso señalar que existe una necesidad imperiosa dentro del mundo de la excelencia empresarial en cuanto a los sistemas de Debido Control Empresarial.

¿Qué beneficios tiene el Debido Control Empresarial?

El Debido Control Empresarial, por lo que hace a la Gestión del Riesgo y Cumplimiento, conlleva a un correcta y oportuna construcción analítica de la estructura operativa de la organización, así como a un eficiente desarrollo de un plan accionario de identificación, prevención, gestión y mitigación de riesgos, contrariedades e ineficiencias operativas y/o administrativas de la organización en estudio. En consecuencia, una fundada toma de decisiones se materializa en la implementación de esquemas de desarrollo y operación corporativa que dirige la actividad económica de la organización hacia un camino de cumplimiento normativo, productividad, competitividad,  y esencialmente rentabilidad y seguridad.

¿Cómo desarrolla J&A Celorio el Debido Control Empresarial?

En J&A Celorio se ha desarrollado la metodología necesaria y suficiente para la elaboración de los Sistemas de Debido Control Empresarial. Existe una visión multidisciplinaria que permite un análisis de integral de las empresas y de los riesgos sistémicos que pueden llegar a afectar su funcionamiento y legalidad de las operaciones. El proceso de desarrollo del debido control ejecutado por J&A Celorio consta de cuatro fases primordiales. Cada etapa del desarrollo del sistema se encuentra sectorizada y atendida por un grupo de profesionales, con la finalidad de lograr una detección, gestión y mitigación oportuna de riesgos. Aunado a ello, J&A Celorio considera dentro del ámbito del Debido Control Empresarial, la necesidad de actualización del sistema a través de la debida diligencia empresarial.

¿Cuáles son las penas previstas por los Delitos cometidos por las Empresas?

La normativa penal prescribe sobre la responsabilidad penal de las personas jurídicas las siguientes consecuencias jurídicas derivadas de la comisión de un hecho delictivo: sanción pecuniaria; decomiso de instrumentos, objetos o productos del delito; publicación de la sentencia; disolución, suspensión de actividades; clausura; prohibición de realizar actividades en el futuro; inhabilitación temporal; intervención judicial; y amonestación pública. Lo anterior con independencia de la responsabilidad penal en que puedan incurrir representantes o administradores de hecho o de derecho.

Conclusiones

El modelo accionario de J&A Celorio se funda en el amplio conocimiento de nuestros clientes, sus necesidades, preferencias, expectativas, metas y objetivos; conocimiento alcanzado mediante la estructuración e implementación de mecanismos de investigación y desarrollo. De manera que J&A Celorio se distingue por ofertar servicios especializados y personalizados, elaborados en aras de agregar valor económico y fundamentalmente protección a su organización, lo anterior en un marco bilateral de servicios jurídicos y económicos de excelencia.

 

J&A Celorio posee distintas alianzas estratégicas, tanto a nivel nacional como internacional, mismas que permiten construir una eficiente estructura de control y políticas de prevención delictiva, fortaleciendo así la gama de servicios y su compromiso de excelencia en función de las necesidades de sus clientes.

contacto@jacelorio.com  |  Tel: +52155 90 00 03 07

J&A Celorio, todos los derechos reservados.

© 2018 por distritodigital.mx